El Castillo de Bellver (Mallorca): leyendas y fantasmas

Ir a pasar un día en Mallorca puede saber a poco, pero lo cierto es que reservar un vuelo de ida y vuelta en el día es factible dada su cercanía, y puede hacer que vivas una experiencia diferente y disfrutes de uno de los atractivos más llamativos de la isla: el Castillo de Bellver.

El Castillo de Bellver está ubicado a 3 kilómetros de Palma de Mallorca. Esta fortificación de estilo arquitectónico gótico fue erigida por orden de Jaime II de Mallorca en el transcurso del siglo XIV. Desde el monte en el que se levanta, con una altitud de unos 112 metros, puedes disfrutar de unas espectaculares vistas del Pla de Mallorca, la sierra de Tramuntana, el puerto y, en general, de toda la ciudad de Palma. Su propio nombre significa “bella vista” en catalán antiguo.

El Castillo de Bellver de Mallorca es el más antiguo de las fortalezas de planta circular de Europa, siendo estos muy escasos en todo el continente.

La historia del Castillo de Bellver

El rey Jaime II lo concibió como residencia real. Él mismo habitó la fortaleza, del mismo modo que con posterioridad lo hicieron otros monarcas mallorquines como Sancho I y Jaime III.

A principios del siglo XVIII, el Castillo de Bellver se transformó en prisión militar. Entre los presos más ilustres del castillo se encuentran Gaspar Melchor de Jovellanos, entre 1802 y 1808, y el General Lacy, que sería fusilado allí mismo en 1817 tras su intento de revolución liberal. Tras un paréntesis en el que el castillo fue reconvertido en fábrica de moneda, la última etapa en la que sirvió como prisión fue entre 1936 y 1938, donde permanecieron presos 800 republicanos durante la Guerra Civil.

Antes, en 1931, tanto el Castillo de Bellver como el bosque que lo rodea fueron cedidos por el Estado al Ayuntamiento de la Ciudad de Palma.

Desde 1976 alberga el Museo de Historia de la Ciudad de Palma.

Las leyendas del Castillo de Bellver

Como buen castillo medieval, el de Bellver está lleno de leyendas. La mayor parte están relacionadas con las inmensas cuevas que albergan su subsuelo, y cuya procedencia hay que encontrarla en su uso como cantera para la construcción de la fortificación. También servían como vías de escape ante posibles ataques y como mazmorras para los prisioneros.

Sea como fuere, su aspecto, un tanto siniestro, hace de estas cuevas que ocupan más de 30.000 metros cuadrados el escenario ideal para distintas leyendas de brujas y fantasmas que han sido contadas a los niños de la isla desde tiempos inmemoriales.

Las leyendas más conocidas son las de la bruja Joanna. Una cuenta que esta bruixa se dedicaba a regalar unos sabrosísimos higos a todo el mundo, con un aditivo muy personal: veneno. Otra, más amable, asegura que estando de aquelarre se le acercó un joven jorobado que se comportó de una forma muy agradable y como premio le quitó la joroba. En otra ocasión, un chico que también lucía una buena protuberancia en la espalda no fue tan educado, y como castigo la bruja Joanna le plantó la giba que le había quitado al anterior en todo el pecho.

También se dice que en la zona de los calabozos se escuchan en algunas ocasiones unos ruidos extraños que muchos amantes de lo esotérico relacionan con fantasmas. 

Vuelos de ida y vuelta el mismo día
Vuelos de ida y vuelta el mismo día

Cómo llegar al Castillo de Bellver, Mallorca

Ubicado en la calle Camilo José Cela, puedes llegar en el bus 50, que es turístico, o cogiendo las líneas 3, 20 o 46. También puedes ir en taxi o en vehículo particular o alquilado; el complejo dispone de zona de parking.

Los horarios son los siguientes:

  • Desde el 1 de abril al 30 de septiembre: los lunes (desde las 08:00 hasta las 13:00 horas), de martes a sábado (desde las 08:30 hasta las 20:00 horas), y los domingos y los días festivos (desde las 10:00 hasta las 20:00 horas).

  • Desde el 1 de octubre al 31 de marzo: los lunes (desde las 08:30 hasta las 13:00 horas), de martes a sábado (desde las 08:30 hasta las 18:00 horas), y  los domingos y los días festivos (desde las 10:30 hasta las 18:00 horas).

El Castillo de Bellver sólo cierra los días de año Nuevo y Navidad, así que bórralos de tu calendario para realizar este plan de un solo día en Mallorca. El resto del año, está disponible para mostrarte todos sus entresijos y secretos, solo tienes que reservar el vuelo y organizar tu aventura medieval en busca de brujas y fantasmas.

Comments

Deja una respuesta